Categorías
Viajes

Los mejores alojamientos para ver Alemania

Si quieres viajar a Alemania, concretamente a Munich, nuestro consejo es alojarse en el centro de la ciudad. Así, no se perderá tiempo y se podrá conocer a fondo todo lo que ofrece. Si se combina un buen alojamiento con las excursiones de Bayern a medida la visita será todo un éxito. Te mostramos cinco ejemplos de alojamiento, de lo más económico a los más caro que puedes encontrar en la ciudad.

Wombat’s CITY Hostel

Está situado al lado de la Estación Central y muy cerca de una boca de metro. Este Hostel es una de las mejores opciones para viajeros jóvenes que quieren ahorrar al máximo en su estancia. Es posible conseguir cama en una habitación compartida partiendo de precios inferiores a los 20 euros la noche. Cuenta con WiFi gratis en las zonas comunes y dispone de servicios básicos como desayuno y bar.

Hotel Der Tannenbaum

Está situado en pleno centro de Munich y es una de las opciones más económicas, pero sin renunciar a cierto confort, para residir en este enclave tan importante. Lo que uno se va gastar de más en el hotel se lo acaba ahorrando en transporte, ya que moverse por Munich no es barato. Una habitación estándar cuesta en torno a los 120 euros en temporada baja y entre semana y los 350 en fin de semana o en temporada alta.

Sofitel Munich Bayerpost

Un lujoso hotel a menos de dos kilómetros del centro de la ciudad y con todo tipo de comodidades. Para quienes buscan un lugar en el que sentirse especiales y muy bien atendidos. Está en un edificio histórico ya que es el antiguo edificio de correos. Se reformó por completo en el 2017 y es uno de los más bonitos de la ciudad. En temporada baja es posible alojarse por 230 euros en las habitaciones más sencillas pero en temporada alta se puede llegar a doblar este importe. Las suites de lujo superan los 1 000 euros incluso en las fechas más económicas.

Mandarin Oriental

Para los amantes del lujo más sibarita. En pleno centro de Munich este hotel está pensado para impresionar. En temporada baja, sus habitaciones más sencillas superan los 600 euros y las más lujosas casi alcanzan los 4 000. No s un hotel para todos los bolsillos pero es ideal para quienes quieren darse un capricho, en especial para los amantes de la gastronomía ya que este hotel está especializado en comida peruana y japonesa. Su restaurante es uno de los más famosos de la ciudad y es conveniente reservar si se quiere disfrutar de sus platos.